Versus

Hemos querido confeccionar este pequeño homenaje a una persona que dedica su vida por completo, descuidando otros muchos aspectos, a trabajar para y por el teatro, y lo titulamos “Manuel Macià versus Teatro”; porqué sí en la vida existe una lucha desigual, donde David es tan insignificante frente a Goliat, es en este caso, como comprobarán al discurrir por estas páginas. Manuel Macià ha hecho mucho por la cultura, por el teatro en mayúsculas, por acercar los clásicos a una sociedad desagradecida que ha preferido el teatro popular, sin dejar un mínimo espacio al teatro culto, vanguardista, con apuesta de futuro, en ocasiones transgresor y provocador, como recordamos ahora su Don Juan Tenorio; espectacular e insultante, El carro de Heno; reivindicador, El pan de todos; denso y casi pesado, como debe ser un verdadero clásico, Lucrecia; e incluso la excusa de hacer teatro por el propio teatro escenografiando los versos de El fill pròdig… Y sin embargo el teatro no le ha dado ni dinero, ni fama, ni reconocimiento, ni amigos. Como decíamos una desigual lucha que en estas páginas pretendemos reflejar y que esperamos sirva como referencia a la labor de un peón obrero del teatro, que ha resuelto siempre bien, y en muchas ocasiones sorprendiéndonos sus trabajos como actor, director e incluso como profesor de arte dramático.